Niña compra un perro por internet y le llegó con su pata rota.

0
624

Comprar perros por internet es de las peores prácticas que se pueden realizar en la compra de mascotas.

Una mamá de Plymouth está advirtiendo a la gente que no compre mascotas por Internet después de que el perro de una raza cara que compró llegó con una pierna rota.

Jane Martin desembolsó una suma significativa por Bella, una merle pomerania blanco como recompensa por las buenas notas en el colegio de Emilia, una niña de 10 años de edad.

 

Pero ahora, después de una larga disputa con el vendedor que trajo a Bella al país desde Rusia, la familia tendrá que despedirse de su bola de pelos.

Un mensajero llegará a la casa de la familia Martín en Mountbatten el lunes 4 de septiembre para llevarse a Bella porque el banco de la Sra. Martín puso fin al pago del pedigree y el vendedor le reclamó el perro.

Su hija mayor, Kate, de 15 años, e incluso con su gatito estaban enamorándose de Bella, las lágrimas no tenían fin.

“Hemos tenido a Bella durante ocho semanas y es parte de la familia”, dijo la Sra. Martín. “Ahora tenemos que devolverla. Me siento fatal, y está afectando a Emilia.

Sé que era mucho dinero y más de lo que quería pagar, pero Emilia se enamoró de ella y había estado pidiendo un pomerano blanco.

“Y ha trabajado muy duro para su examen del colegio. Le compraré un hámster en su lugar”.

Pero tales perros son anunciados en la web que llegan a un precio de 9,500€, aunque Bella no costó tanto, señaló la Sra. Martin.

Sin embargo, la Sra. Martín está luchando para que nadie más termine en la situación en la que se encontraba, comprando una mascota que resultó no ser lo que parecía y teniendo que dejarla devolverla.

“No pensé que me iba afectar tanto por algo así “, dijo la Sra. Martín, que dirige su propio negocio. “Quiero advertirle a los demás que no compren Online perros, por muy profesional que creas que es la compañía.”

La advertencia de la Sra. Martín ha sido repetida por el South of England Pomeranian Club, que emitió una declaración advirtiendo a la gente que no pague “precios excesivamente altos” por internet.

Describió tales ventas por internet como “inmoral” y dijo:”Esto no es como comprar en Amazon”.

La Sra. Martin no lo sabía cuando empezó a investigar dónde conseguir un pomerano.

Aceptó pagar una suma a través de una empresa online, y Bella debía ser entregada personalmente a Plymouth.

Pero la Sra. Martin estaba alarmada cuando el perro llegó en compañía de una mujer rusa.

El pelo de Bella estaba cubierto de suciedad y con manchas de lágrimas alrededor de sus ojos.

“Ella no era como en la foto”, dijo la Sra. Martin. “Ella no era blanca totalmente.”

Y lo peor estaba por venir. Cuando la Sra. Martín comprobó los documentos de pedigrí del cachorro y el pasaporte de la mascota, descubrió que Bella no tenía cuatro meses de edad, sino ocho meses, y que había sido importada en una caja desde Rusia.

Y, al mirarlo más de cerca, parecía que una de sus patas había sido afeitada recientemente. Bella cojeaba e incluso gritaba cuando le tocaban la pata.

Resultó que su pata estaba rota y operada por veterinarios de la Universidad de Liverpool.

La Sra. Martín se enteró de esto después de llamar a todos los veterinarios del Noroeste hasta que encontró al que había tratado a Bella.

El veterinario dijo que ni siquiera podía operarla porque era tan pequeña, así que la envió a la universidad “, dijo Martin. “La Universidad de Liverpool dijo que la encontraron en una caja con la herida.”

La causa de la lesión es un misterio, pero la operación se llevó a cabo el día después de que Bella llegó al Reino Unido. “Fue un chasquido total del hueso”, dijo la Sra. Martin. “Tuvo que hacerse un implante para unirlo. Tendrá problemas de por vida”.

Con la posibilidad de artritis, la Sra. Martin dijo que Bella requerirá radiografías regulares, cada una costando 400€ y no lo cubre el seguro del animal.

Ella mandó la orden a su banco que detuviera el pago por el perro y dijo:”Esperaba que el perro estaría sano. Nadie habría gastado dinero en un perro con una pierna rota “.

Después de regatear con el vendedor, la Sra. Martín dijo que no había posibilidad de una reducción en el precio, a pesar de la lesión, y los abogados se pusieron en contacto con ella para decir que Bella debe ser devuelta. “Legalmente no puedo detenerlo”, dijo.

 

Compartir
Artículo anteriorBoston Terrier
Artículo siguienteEduard Khil es homenajeado por perros y gatos
Informático desde hace más de 10 años, redactor y ahora creador del proyecto Mascotas.pet. Soy defensor por la filosofía para la protección de animales y en contra del maltrato animal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here